Focus Shape Pro, ultrasonidos contra la grasa localizada

Segunda generación de ultrasonidos focalizados pulsados para la reducción de grasa localizada de forma permanente.

Los hábitos y rutinas de vida van cambiando en las personas, cada día nos cuidamos más, llevamos a cabo deporte, cuidamos la alimentación y por tanto las necesidades en el mercado hacia los tratamientos estéticos van evolucionando. Hemos pasado del interés hacia los tratamientos de remodelación corporal general hacia el concepto de reducción de grasas localizada, es decir, llegar a eliminar aquello que ya no responde a las dietas o ejercicio físico.

La oferta actual hacia la reducción de grasa localizada pasa por efectos termogénicos o calor, calentando la grasa localizada hasta temperaturas de 50 a 70º provocando una destrucción en las mismas; a través del frío o congelación con temperaturas de 0º a -10º provocando el fenómeno de la apoptosis o muerte celular; a través de emisiones láser concentradas que obtienen un vaciado temporal de los ácidos grasos de la célula grasa pero ninguno de ellos ha conseguido eliminar de forma permanente la grasa localizada, en ausencia de incremento de temperatura, de forma totalmente indolora y no dejando ningún tipo de signo visible en su aplicación.

Se llama Focus Shape Pro y lo presenta Sweet Line You International. Gracias a la tecnología de segunda generación de ultrasonidos focalizados pulsados en combinación con la terapia de succión de forma simultánea obtienen en 3 sesiones la reducción de un 20% de la capa grasa total de forma permanente, totalmente indolora y sin incremento de la temperatura, por vibración bio-molecular o mecánica. El 89% de los pacientes que lo han utilizado manifiesta que existieron resultados visibles desde la primera sesión.

Lo cierto es que la ciencia avala la tecnología de Focus Shape Pro porque utiliza ultrasonidos focalizados, una estrategia tecnológica para destruir de forma inmediata el tejido adiposo. Esto se debe a la emisión focalizada: la energía de ultrasonido converge en un volumen limitado y concreto y va dirigida únicamente a la grasa subcutánea, operando a una profundidad controlada. El modo pulsado está administrado a ráfagas y el ultrasonido produce un efecto mecánico y no térmico que se dirige al tejido adiposo. La grasa destruida se elimina por las vías fisiológicas y metabólicas habituales, las mismas que evacúan las grasas cuando se pierde peso.

Conclusiones al tratamiento:

  • Reducción media de la capa grasa del 20% después de tres sesiones.
  • El 89% de los pacientes logró una reducción de la circunferencia de al menos 1,5 cm en una única sesión.
  • El 85% de los pacientes reportó una mejoría inmediata después de la primera sesión.
  • En una escala de 0 a 10, el dolor medio notificado fue de 0,5

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR