La depilación láser y el sol ya son amigos.

La eliminación 100% permanente del vello, ¡sí es para el verano! COOLITE PRO  consigue que el sol no sea un problema.

Coolite Pro consigue  que el sol ya no sea un hándicap en la depilación laser, ni la piel bronceada un obstáculo, al contrario de lo que ocurre con sus competidores.

El equipo alberga en su interior una unidad de frío, que permite mantener una temperatura de trabajo de hasta -3/-5 ºc, por lo que la confortabilidad, protección y escasa sensación de dolor es un aliciente para quien recibe el tratamiento de depilación.

Los tratamientos con COOLITE PRO  se personalizan con una finalidad objetiva: buscar soluciones efectivas y visibles a quienes demandan cuidados estéticos específicos.

¿Y cuál es la mejor época para hacerse el láser?

Gracias A COOLITE PRO  la época del año es indiferente. Y en cuanto a los resultados, son visibles y duraderos.

Deja la piel suave, regenerada, tersa y rejuvenecida y soluciona problemas dermatológicos (pelo enquistado, fístulas, granos, infecciones cutáneas etc.). Apto para hombres, mujeres y para cualquier zona del cuerpo que se desea tratar.

De todas formas vamos a establecer una serie de consejos que nos ayudarán a la hora de someternos a una depilación eficaz y segura.

1. Evita tomar el sol (rayos UVA o autobronceadores) antes y después de tus sesiones de depilación láser

A todas nos encanta aprovechar los primeros rayos del sol para que nuestra piel vuelva a lucir bronceada. Pero si tienes previsto depilarte, recuerda que debes evitar tomar el sol o darte rayos UVA entre dos y diez días antes de tu sesión láser, dependiendo de la tecnología láser que te vayas a aplicar.

Si hemos sometido la piel a una exposición solar importante, ésta estará irritada y más vulnerable. Si volvemos a aplicar en la piel otra dosis de calor por el láser, estamos acumulando todas las energías recibidas en la zona y provocaréis una lesión. La exposición al sol tiene efectos que pueden perdurar hasta 2 o 3 días (aunque nosotros no lo notemos).

Porque la piel clara tal vez no encaje bien con ese top tan mono que te has comprado o con las bermudas que estrenas este año, pero hará que el tratamiento láser sea más efectivo. Si acudes a depilarte con la piel muy bronceada, habrá menor contraste entre el color del vello y tu piel, lo que puede provocar lesiones en la piel.

Recuerda que el láser es atraído por la coloración del vello; cuanto mayor contraste haya entre el color de tu vello y el de tu piel, más segura y eficaz será la sesión. Así que evita tomar el sol o utilizar cremas autobronceadoras un tiempo antes de cada sesión.

Aunque las ganas de sol sean acuciantes, tampoco debes tomar el sol entre dos y diez días después de tu sesión de depilación láser.  Piensa que, aunque no se vea a simple vista, la zona depilada está inflamada y la raíz del folículo piloso necesita repararse antes de darse un baño de sol. ¡Dale tiempo a tu piel para recuperarse, ella lo agradecerá!

2. Aplícate cremas solares pantalla total durante un mes después del tratamiento

 Es muy importante que mimes tu piel en esos días, ya que ha recibido una fuente importante de calor. La mejor manera de evitar que los rayos UVA del sol penetren en tu piel y puedan causar una lesión, es protegiéndola al máximo con cremas solares de pantalla total o, al menos, factor 30. Si estás en la playa o en la piscina, no olvides volverte a aplicar la crema después de cada baño; ya sabes “más vale prevenir, que curar”…

3. Hidrata tu piel antes y después de cada sesión

Siempre es aconsejable que te hidrates bien la zona de piel que te vas a depilar antes de cada sesión. Pero más importante es, si cabe, hidratarla y repararla de nuevo después con cremas especiales . Aplícate el gel antes y después de una exposición al sol junto con tu crema de protección habitual; de esta manera, además de hidratar tu piel, ésta se regenerará y lucirá un aspecto saludable.

.4. Limita el tiempo de exposición al sol

 Sí, ya sabemos que ahora que no hace ni frío ni calor, es la época perfecta para disfrutar de los primeros rayos de sol en una terracita. Pero piensa que aún no estamos ni siquiera en verano y queda mucho tiempo por delante para disfrutar de un placentero momento al sol.

Evita exponer las zonas tratadas siempre que puedas durante los días posteriores a tu tratamiento. Si te has aplicado la sesión en una zona que suele ir tapada, como las axilas, el pecho, glúteos, pubis, periné…  ¡aprovecha y disfruta del sol sin problemas!

 

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR